“Yo pensaba que estarías ordenando cosas,...

553 Visualizaciones

Las cámaras ocultas de Gente Maravillosa contra la discriminación que a menudo sufren las personas con Síndrome de Down.

Una chica con Síndrome de Down ha comenzado a trabajar en un supermercado. En su primer día, atenderá a los clientes en la caja. Sin embargo, se topará con la intolerancia y la intransigencia de una clienta que no entiende cómo han puesto a trabajar a una persona con Síndrome de Down: “Con toda la gente que hay en el paro, han tenido que contratar a una tontita. Voy a pedir que la echen porque nos hace perder el tiempo”, dirá públicamente. ¿Habrá castellano-manchegos maravillosos que le hagan ver que las personas con Síndrome de Down también merecen una oportunidad?